Vinos de Bodegas Habla

Habla del Silencio es una bodega asentada en Cáceres. El nombre fue elegido para homenajear al genio del Renacimientos Miguel Ángel, que increpó a su escultura recién terminada, el Moisés (otra de...

Leer más

Ana_serrano_sumiller_lavinia

Bodegas Habla

En plena llanura trujillana se levanta las vanguardistas instalaciones de las Bodegas Habla. 200 has. divididas en 64 parcelas de suelos pizarrosos, pobres y ácidos y con importantes contrastes de temperatura hacen que esta finca cacereña reúna las condiciones específicas que consiguen una mayor expresividad de las variedades plantadas. Estos vinos, probablemente los más célebres de la zona, se caracterizan por ser tintos modernos, exuberantes, voluptuosos y con un carácter muy marcado, que gustan tanto a expertos como a aficionados. La bodega está en constante evolución, trabajando con diferentes Universidades, obteniendo las últimas técnicas disponibles en el cultivo y el proceso de elaboración del vino.

Ana Serrano
Asistente de Producto LAVINIA España

Bodega: Bodegas Habla

Habla del Silencio es una bodega asentada en Cáceres. El nombre fue elegido para homenajear al genio del Renacimientos Miguel Ángel, que increpó a su escultura recién terminada, el Moisés (otra de sus bebidas), Habla.
La bodega, asentada en Cáceres, que en apenas diez años ha pasado de ser el proyecto de “unos locos de Trujillo” que se atrevieron a plantar viñedos en una zona con poca tradición vitivinícola a vender un millón de botellas al año con las mejores puntuaciones de los expertos mundiales.
Propiedad de la familia Tirado. Doscientas hectáreas albergan los viñedos, propiedad de Habla, divididas en 64 parcelas, estudiadas minuciosamente para determinar las variedades de uvas que mejor se adaptarían al entorno.

Habla del Silencio es una bodega asentada en Cáceres. El nombre fue elegido para homenajear al genio del Renacimientos Miguel Ángel, que increpó a su escultura recién terminada, el Moisés (otra de sus bebidas), Habla.
La bodega, asentada en Cáceres, que en apenas diez años ha pasado de ser el proyecto de “unos locos de Trujillo” que se atrevieron a plantar viñedos en una zona con poca tradición vitivinícola a vender un millón de botellas al año con las mejores puntuaciones de los expertos mundiales.
Propiedad de la familia Tirado. Doscientas hectáreas albergan los viñedos, propiedad de Habla, divididas en 64 parcelas, estudiadas minuciosamente para determinar las variedades de uvas que mejor se adaptarían al entorno.

Datos principales
Año de fundación:
2.000
Propietario
Familia Tirado