Vinos de Antier

Antier

Antier es anteayer, ‘El día anterior a ayer’. También es el regreso a un pasado familiar con raíces en el corazón de la Sierra de Gata, extremo noroccidental de Extremadura que limita al nor...

Leer más

Bodega: Antier

Antier es anteayer, ‘El día anterior a ayer’. También es el regreso a un pasado familiar con raíces en el corazón de la Sierra de Gata, extremo noroccidental de Extremadura que limita al norte con la provincia de Salamanca y al oeste con Portugal. Se trata de un entorno paisajístico y cultural único que cuenta con viñedos cargados de peculiaridades.
Villamiel es la población más alta de esta sierra extremeña y allí se encuentra la antigua casa familiar de, donde tradicionalmente se elaboraban vinos y aceites. En la casa de la calle Soledad siempre flotó en el ambiente la necesidad de retomar la viña y la elaboración de vinos.Así es como Viñedos Históricos de Sierra de Gata vio la luz de la mano de Jesús M. Recuero Martínez.
El clima serrano es muy adecuado para el cultivo de la vid, clima mediterráneo húmedo, de inviernos cortos y no muy fríos y veranos largos, calurosos y secos. En otoño y la primavera abundan las lluvias. Los viñedos se cultivan en laderas de orientación naciente y sur entre 700 y los 900 metros de altitud, conformando un peculiar paisaje.
Las cepas viejas de castas tradicionales permiten elaborar vinos caracterizados por una marcada tipicidad, debida en parte al terreno, muy complejo y peculiar, sin olvidar su tradicional forma de elaboración. El cultivo de la vid sigue siendo de un absoluto respeto con el medio, acercándose a la tierra de la manera más pura y natural. Pequeñas parcelas, viñedos viejos, trabajo personal desde el conocimiento y el respeto, con sencillez y con la mínima intervención, reflejo en definitiva del carácter de sus gentes. Es la esencia de la Sierra de Gata y los vinos de Antier.

Antier es anteayer, ‘El día anterior a ayer’. También es el regreso a un pasado familiar con raíces en el corazón de la Sierra de Gata, extremo noroccidental de Extremadura que limita al norte con la provincia de Salamanca y al oeste con Portugal. Se trata de un entorno paisajístico y cultural único que cuenta con viñedos cargados de peculiaridades.
Villamiel es la población más alta de esta sierra extremeña y allí se encuentra la antigua casa familiar de, donde tradicionalmente se elaboraban vinos y aceites. En la casa de la calle Soledad siempre flotó en el ambiente la necesidad de retomar la viña y la elaboración de vinos.Así es como Viñedos Históricos de Sierra de Gata vio la luz de la mano de Jesús M. Recuero Martínez.
El clima serrano es muy adecuado para el cultivo de la vid, clima mediterráneo húmedo, de inviernos cortos y no muy fríos y veranos largos, calurosos y secos. En otoño y la primavera abundan las lluvias. Los viñedos se cultivan en laderas de orientación naciente y sur entre 700 y los 900 metros de altitud, conformando un peculiar paisaje.
Las cepas viejas de castas tradicionales permiten elaborar vinos caracterizados por una marcada tipicidad, debida en parte al terreno, muy complejo y peculiar, sin olvidar su tradicional forma de elaboración. El cultivo de la vid sigue siendo de un absoluto respeto con el medio, acercándose a la tierra de la manera más pura y natural. Pequeñas parcelas, viñedos viejos, trabajo personal desde el conocimiento y el respeto, con sencillez y con la mínima intervención, reflejo en definitiva del carácter de sus gentes. Es la esencia de la Sierra de Gata y los vinos de Antier.

Datos principales
Año de fundación:
2012
Propietario
Jesús M. Recuero Martínez