Vinos de Mauro Estévez

En las laderas de los dos valles del municipio de A Arnoia, San Vicente y San Mauro se encuentran dos hectáreas de viñedos distribuídas en 16 pequeñas parcelas con sus distintos microclimas ...

Leer más

Bodega: Mauro Estévez

En las laderas de los dos valles del municipio de A Arnoia, San Vicente y San Mauro se encuentran dos hectáreas de viñedos distribuídas en 16 pequeñas parcelas con sus distintos microclimas y terruños y donde cada variedad adquiere sus características específicas y diferenciadoras. José Estévez, viticultor y su hijo Mauro se encargan de su cuidado y proyección. Galiana, Sequeiro y La Tapada son las parcelas más grandes y que más matices aportan a sus vinos.

D. José Estévez Álvarez empezó por el año 1940 a elaborar sus propios vinos con las mejores uvas de sus viñedos, embotellando parte para su consumo y vendiendo el resto a los corredores de la zona. Poco a poco su hijo Pepe empezó a sugerir a su padre la necesidad de avanzar en los métodos y formas de elaboración así como del embotellado y etiquetado de su vino para poder comercializarlo después de una forma correcta y dejar constancia de la gran calidad de un vino Ribeiro. Hoy en día, Pepe, junto con su hijo Mauro, continúan dicha labor.

Su pequeña bodega, está basada en la tradición, cuentan con 2,5 Ha de viñedo, las cuales producen 12.000 botellas de Mauro Estévez, nuestro producto más conocido. Uxía da Ponte es la joya de la bodega, un vino monovarietal Lado 100%, único en el mundo, del que solo producimos 700 botellas.

Los viñedos se componen de unas 2,5 Ha repartidas en más de 10 parcelas, ello puede dar idea del tipo de viticultura y lo difícil que es en esta zona. Pese a ello cuentan con 3 principales fincas: A Galiana, O Sequeiro y A Tapada. Cada una de las cepas es cuidada a trato personal, sabiendo escucharlas y facilitándole en cada momento lo que ella pide.

Todas las fincas están situadas en las laderas del río Arnoia, en zonas soleadas y aireadas, con suelos graníticos y arcillosos, zonas inmejorables para el desarrollo de la viticultura.

En las fincas se observa una pluralidad de variedades autóctonas, propias de la zona como son la Treixadura, Torrontes, Loureira, Godello, Albariño y Lado. Haciendo hincapié en esta última variedad, Lado, de las que disponen de cepas centenarias.

En las laderas de los dos valles del municipio de A Arnoia, San Vicente y San Mauro se encuentran dos hectáreas de viñedos distribuídas en 16 pequeñas parcelas con sus distintos microclimas y terruños y donde cada variedad adquiere sus características específicas y diferenciadoras. José Estévez, viticultor y su hijo Mauro se encargan de su cuidado y proyección. Galiana, Sequeiro y La Tapada son las parcelas más grandes y que más matices aportan a sus vinos.

D. José Estévez Álvarez empezó por el año 1940 a elaborar sus propios vinos con las mejores uvas de sus viñedos, embotellando parte para su consumo y vendiendo el resto a los corredores de la zona. Poco a poco su hijo Pepe empezó a sugerir a su padre la necesidad de avanzar en los métodos y formas de elaboración así como del embotellado y etiquetado de su vino para poder comercializarlo después de una forma correcta y dejar constancia de la gran calidad de un vino Ribeiro. Hoy en día, Pepe, junto con su hijo Mauro, continúan dicha labor.

Su pequeña bodega, está basada en la tradición, cuentan con 2,5 Ha de viñedo, las cuales producen 12.000 botellas de Mauro Estévez, nuestro producto más conocido. Uxía da Ponte es la joya de la bodega, un vino monovarietal Lado 100%, único en el mundo, del que solo producimos 700 botellas.

Los viñedos se componen de unas 2,5 Ha repartidas en más de 10 parcelas, ello puede dar idea del tipo de viticultura y lo difícil que es en esta zona. Pese a ello cuentan con 3 principales fincas: A Galiana, O Sequeiro y A Tapada. Cada una de las cepas es cuidada a trato personal, sabiendo escucharlas y facilitándole en cada momento lo que ella pide.

Todas las fincas están situadas en las laderas del río Arnoia, en zonas soleadas y aireadas, con suelos graníticos y arcillosos, zonas inmejorables para el desarrollo de la viticultura.

En las fincas se observa una pluralidad de variedades autóctonas, propias de la zona como son la Treixadura, Torrontes, Loureira, Godello, Albariño y Lado. Haciendo hincapié en esta última variedad, Lado, de las que disponen de cepas centenarias.

Datos principales
Año de fundación:
1940
Propietario
Familia Estévez