Vinos de El Vino Pródigo

Tras recoger experiencia durante más de 20 vendimias, embarcado en tres proyectos distintos –entre Rioja y los Estados Unidos–, el enólogo Pedro Peciña decidió emprender su primera aventura ...

Leer más

Vinos por página 12 24 36
Vinos por página 12 24 36

Bodega: El Vino Pródigo

Tras recoger experiencia durante más de 20 vendimias, embarcado en tres proyectos distintos –entre Rioja y los Estados Unidos–, el enólogo Pedro Peciña decidió emprender su primera aventura personal, con el apoyo de María Ruiz, con el objetivo de crear una “pequeña factoría de placeres sensoriales” en San Vicente de la Sonsierra, su pueblo natal y uno de los entornos vinícolas más privilegiados de Rioja.

Así, en el año 2011 puso en marcha la bodega El Vino Pródigo, que se abastece de las uvas de la variedad tempranillo procedentes de dos pequeñas viñas, situadas en el entorno de San Vicente –con cepas plantadas hace 37 años en suelos arcillo-calcáreos, a 550 metros sobre el nivel del mar– y unas instalaciones de vinificación y crianza enclavadas en las faldas del Castillo de San Vicente, construidas en el año 1941 y que los responsables de este joven proyecto han recuperado con el ánimo de transmitir la esencia y pureza que ha dado fama a los vinos de San Vicente de la Sonsierra.

La idea de llamar a la empresa El Vino Pródigo surgió pensado que después de tantos proyectos en los que Pedro había trabajado para otras marcas, había llegado el momento de volver a los orígenes y hacer algo autentico, algo propio, y prodigar los conocimientos adquiridos, con un sello propio, una marca propia, y por supuesto la primera marca de El Vino Pródigo debía de ser La Viña de La Merce, nombrado así en homenaje a La Merce, la madre de Pedro, que murió cuando él era solo un niño, pero que siempre le ha servido de inspiración para sacar proyectos adelante.

Tras recoger experiencia durante más de 20 vendimias, embarcado en tres proyectos distintos –entre Rioja y los Estados Unidos–, el enólogo Pedro Peciña decidió emprender su primera aventura personal, con el apoyo de María Ruiz, con el objetivo de crear una “pequeña factoría de placeres sensoriales” en San Vicente de la Sonsierra, su pueblo natal y uno de los entornos vinícolas más privilegiados de Rioja.

Así, en el año 2011 puso en marcha la bodega El Vino Pródigo, que se abastece de las uvas de la variedad tempranillo procedentes de dos pequeñas viñas, situadas en el entorno de San Vicente –con cepas plantadas hace 37 años en suelos arcillo-calcáreos, a 550 metros sobre el nivel del mar– y unas instalaciones de vinificación y crianza enclavadas en las faldas del Castillo de San Vicente, construidas en el año 1941 y que los responsables de este joven proyecto han recuperado con el ánimo de transmitir la esencia y pureza que ha dado fama a los vinos de San Vicente de la Sonsierra.

La idea de llamar a la empresa El Vino Pródigo surgió pensado que después de tantos proyectos en los que Pedro había trabajado para otras marcas, había llegado el momento de volver a los orígenes y hacer algo autentico, algo propio, y prodigar los conocimientos adquiridos, con un sello propio, una marca propia, y por supuesto la primera marca de El Vino Pródigo debía de ser La Viña de La Merce, nombrado así en homenaje a La Merce, la madre de Pedro, que murió cuando él era solo un niño, pero que siempre le ha servido de inspiración para sacar proyectos adelante.

Datos principales
Año de fundación:
2011
Propietario
Pedro Peciña Gil y María Ruiz