Los primeros viñedos de Burdeos se plantaron al sur de la ciudad en la región de Graves y florecieron en la Edad Media, primero con la ayuda de las comunidades religiosas y luego a través de...

Leer más

Bodega: Château Carbonnieux

Los primeros viñedos de Burdeos se plantaron al sur de la ciudad en la región de Graves y florecieron en la Edad Media, primero con la ayuda de las comunidades religiosas y luego a través del comercio con Inglaterra y el norte de Europa.

Se dice que el nombre Carbonnieux proviene de una familia llamada "Carbonius" o Carbonnieu que limpió y cultivó la tierra cerca de Léognan a principios del siglo XIII. Después del sufrimiento de las dos guerras mundiales, la viticultura de Burdeos había alcanzado su punto más bajo.

Hubo una terrible helada en el invierno de 1956 y fue en este mismo año que Marc Perrin, que había comprado la propiedad, se puso a trabajar en la renovación del castillo y su viña. Primero comenzó una importante campaña de replantación. Continuó la restauración del castillo y los viñedos y se centró en aumentar la fama de los vinos Carbonnieux y Burdeos en todo el mundo. Fue presidente de la "Unión de Grands Crus de Bordeaux", presidente de la "Crus Classés de Graves" y uno de los precursores de la denominación Pessac-Léognan.

A lo largo de los años, transmitió el legado vitivinícola familiar y sus habilidades a sus hijos Eric, Christine y Philibert Perrin.

Situado a tan sólo 10 kilómetros de Burdeos, los viñedos del Château Carbonnieux se sitúan entre tierras ricas en suelos típicos de la zona. Clasificado como Graves, produce vinos tintos y blancos bajo la denominación Pessac-Léognan. Dividido casi en partes iguales entre las variedades blancas y rojas, dominan las rojas con una superficie de cerca de 49 hectáreas, dejando 43 hectáreas para las blancas. La edad media de las viñas es de 26 años para las variedades blancas Sauvignon blanc, Semillon y Muscadelle mientras que para las vides rojas la edad promedio es 32 años en las que se pueden encontrar Cabernet sauvignon, Merlot, Cabernet franc, Malbec y Petit verdot.

Los primeros viñedos de Burdeos se plantaron al sur de la ciudad en la región de Graves y florecieron en la Edad Media, primero con la ayuda de las comunidades religiosas y luego a través del comercio con Inglaterra y el norte de Europa.

Se dice que el nombre Carbonnieux proviene de una familia llamada "Carbonius" o Carbonnieu que limpió y cultivó la tierra cerca de Léognan a principios del siglo XIII. Después del sufrimiento de las dos guerras mundiales, la viticultura de Burdeos había alcanzado su punto más bajo.

Hubo una terrible helada en el invierno de 1956 y fue en este mismo año que Marc Perrin, que había comprado la propiedad, se puso a trabajar en la renovación del castillo y su viña. Primero comenzó una importante campaña de replantación. Continuó la restauración del castillo y los viñedos y se centró en aumentar la fama de los vinos Carbonnieux y Burdeos en todo el mundo. Fue presidente de la "Unión de Grands Crus de Bordeaux", presidente de la "Crus Classés de Graves" y uno de los precursores de la denominación Pessac-Léognan.

A lo largo de los años, transmitió el legado vitivinícola familiar y sus habilidades a sus hijos Eric, Christine y Philibert Perrin.

Situado a tan sólo 10 kilómetros de Burdeos, los viñedos del Château Carbonnieux se sitúan entre tierras ricas en suelos típicos de la zona. Clasificado como Graves, produce vinos tintos y blancos bajo la denominación Pessac-Léognan. Dividido casi en partes iguales entre las variedades blancas y rojas, dominan las rojas con una superficie de cerca de 49 hectáreas, dejando 43 hectáreas para las blancas. La edad media de las viñas es de 26 años para las variedades blancas Sauvignon blanc, Semillon y Muscadelle mientras que para las vides rojas la edad promedio es 32 años en las que se pueden encontrar Cabernet sauvignon, Merlot, Cabernet franc, Malbec y Petit verdot.

Datos principales
Año de fundación:
Siglo XIV
Propietario
Familia Perrin